sábado, 29 de octubre de 2016

EL ESCAÑO COMO ARMA ARROJADIZA


Ayer fue uno de los días más convulsos que he presenciado en la Cámara. ¿Pueden creer que aún esta mañana tenía todavía esa sensación de desasosiego?. Ayer oímos a un Rajoy político de tercera asentado en sus convencimientos y crecido. A un Rivera, una vez más incomprendido y mal interpretado pero con visos de estadista, y a un Iglesias sin fundamentos ni propuestas, con una sola cátedra: movilizar a las masas.
Pero lo más terrible fue el odio, el revanchismo, la intencionalidad de un rufián, el Diputado Rufián. No pude desentrañar su programa o sus razones para votar no. Solo pude ver destilar la bilis en cada una de sus palabras. No se como ha llegado a sentarse en un escaño que nos representa, no se a quién representa, pero solo se que me dio miedo. Ese tipo es peligroso porque solo concibe su escaño como arma arrojadiza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario